Audi SQ2, mejor que una SUV deportiva
3/10/2018 Salones del Automóvil

Audi SQ2, mejor que una SUV deportiva

Con 300 caballos, esta SUV hace su presentación en París.

Como era de esperarse, tras la aparición de la Q2, Audi presenta la versión deportiva de la misma, la SQ2. Situada al tope de la gama en la familia Q2, esta SUV se destaca por sus prestaciones deportivas originadas por la potencia de 300 CV, misma que queda desmostada en los 4,8s registrados en el 0 a 100 km/h.

Toda esta energía surge del motor cuatro cilindros de 2.0 L que además de ofrecer esa potencia a 6.500 rpm, brinda un torque de 400 Nm, que permanece constante entre 2.000 y 5.200 rpm. Dentro de las características imprescindibles de toda versión versión, esta Q2 se distingue por la tracción quattro, la suspensión con una especificación más rígida que reduce la altura de la carrocería en 20 mm, los modos de manejo (auto, comfort, dynamic, efficiency e individual), los frenos de disco con un diámetro de 340 mm en el eje delantero, y de 310 mm en el eje trasero, la caja de cambios automática de doble embrague S tronic de siete cambios.

Un punto a destacar de este bloque, además de su gran poder, es que sólo pesa alrededor de 150 kg, lo que beneficia la ligereza total de la SQ2 y la distribución del peso entre los ejes.

Junto a estas alteraciones mecánicas, el Audi SQ2 luce una imagen netamente deportiva por medio de una serie de adecuaciones estéticas y aerodinámicas. Dentro de estos elementos destaca la parrilla, las llantas de 18" y el kit compuesto por un spoiler, faldones laterales, un splitter y caracazas de los espejos. Asimismo, paleta de colores para la carrocería incluye los tonos blanco, amarillo, azul, gris, plata, naranja, negro y rojo.

Pasando al interior, la Audi SQ2 incluye una dosis de deportividad en los asientos y volante, levas para el cambio de marchas, el Audi Virtual Vockpit de 12,3", Audi smartphone interface, MMI Navegación plus y HUD. Opcionalmente se ofrecen dos posibilidades para las inserciones decorativas, un acabado en rojo anodizado y la versión iluminada con el paquete de iluminación ambiental, que incluye diez tonos.

Otras opciones son las salidas de aire con los biseles interiores en rojo y el volante con levas para el cambio de marchas achatado en su parte inferior. Para el debut oficial de la SQ2, Audi eligió el Salón de París 2018.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos