Ruta a Pikes Peak 2013: Nuestro Peugeot 208 2014
24/6/2013 Reportes de Manejo

Ruta a Pikes Peak 2013: Nuestro Peugeot 208 2014

Te presentamos el auto que nos llevará desde la Ciudad de México a la carrera hacia las nubes

Este 2013 la marca francesa, Peugeot, regresa a la segunda carrera más antigua de Estados Unidos, ni más ni menos que a la competencia de Pikes Peak que hace 25 años ganó con el controvertido 405 Turbo 16 a manos de Ari Vatanen (Campeón WRC en 1981). Ahora, estará en manos del nueve veces campeón del WRC, Sébastian Loeb, con un Peugeot 208 T16 volver a intentarlo.

Esto y el hecho de que recientemente fue presentado en México el 208 2014 de calle, nos orilló a buscar la forma de ver la competencia en vivo no sin antes haber manejado hasta allá, probando el auto.

Después de meses de planeación, sudor y momentos de estrés tanto de la parte del equipo de Peugeot como de Autocosmos, hoy presentamos el auto que nos llevará hasta la carrera hacia las nubes con un diseño especialmente preparado para este fin.

El auto está completamente estándar, tal y como lo puedes comprar ya en tu agencia de la marca más cercana y la prueba de más de 6,500 Km en ocho días no será cualquier cosa.

Nuestro recorrido nos llevará por una gran parte del territorio mexicano y otra de nuestro vecino país del norte hasta llegar a la ciudad de Colorado Springs, ciudad más cercana al monte de Pikes Peak donde se realiza la carrera desde 1916.

La versión de 208 que nos llevará de ida (y por supuesto de regreso sin problemas… esperamos) es la Féline de cinco puertas, o sea la tope de gama con un precio de $241,900 pesos la cual incluye toldo panorámico, luces y limpiadores automáticos, espejos eléctricos, vidrios eléctricos en las cuatro puertas, sistema de control de clima automático de dos zonas y el sistema de audio con pantalla táctil al centro del tablero con entrada USB, auxiliar y conectividad Bluetooth (además del obligado MP3, CD, AM/FM).

Algo que nos parece curioso hasta ahora es el tamaño del volante que es realmente pequeño y de forma ovoide, además de que el tablero está por encima del campo de visión del volante (los que manejaron alguna vez un Civic de generación pasada entenderán perfectamente) y que el diseño nos recuerda mucho más al 206 que el 207 anterior al mismo 206.

Todos los pormenores de nuestra aventura (no hay otra forma de describirla) los estaremos poniendo por este medio y por nuestras redes sociales, así que si quieres mantenerte al día encuéntranos en Facebook, Twitter e Instagram y sigue este espacio.

 

¡Nos vemos en la carretera!

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos